Escrito por Tendenzias

Brochetas de chuches originales | Cómo hacer brochetas de chuches

Como a nadie le amarga un dulce, hoy te vamos a enseñar a elaborar brochetas de chuches originales y cómo hacer brochetas de chuches. Sí, ésas de palo kilométrico, con golosinas insertadas como para un aula de colegio entera, que valen tu sueldo de un mes. Las mismas. Lo que te va a sorprender, es que ni son tan caras, ni tan complicadas de hacer. Aunque tienen truco.

Las brochestas de chuches están más de moda que nunca. Es cierto que la batalla contra el azúcar y el colesterol ha hecho que proliferen también en un mercado subterráneo de semi tráfico ilegal entre niños y abuelos. Pero no es menos cierto que los adultos son los mayores consumidores de las mismas. No sólo las consumen, sino que también las usan como regalo en todo tipo de eventos. Desde cumpleaños a bodas, pasando por Comuniones o Bautizos.

Y es que, seamos sinceros, una brocheta de chuches es un regalo de lo más pintón, colorido y, sobre todo, dulce. ¿Por qué no aprovecharlo? Es más, cuando aprendas cómo hacer brochetas de chuches, se convertirá en tu regalo comodín.

Cómo hacer brochetas de chuches

La primera pregunta que debes hacerte no es cómo hacer brochetas de chuches, sino de qué chuches vas a hacer las brochetas. La variedad de gominolas no para de aumentar, y las que ya había de toda la vida, no cesan de sacar nuevos sabores. Así es imposible.

Y eso en las tiendas habituales a las que vamos, que venden chucherías al peso o de forma individual. El día que acudas a una tienda especializada, te puede dar una subida de azúcar en toda regla. El paraíso de los golosos, el súmmum de lo duz, la catarsis del azúcar están más cerca de lo que piensas. Basta una pequeña excusa, una fiesta sin relevancia, para que entres en el mundo brochetas de chuches y no lo dejes nunca.

Por tal motivo, antes aprender cómo hacer brochetas de chuches debes tener claro cuáles quieres, cómo las quieres y qué cantidad de azúcar queremos dar a quienes las vayan a consumir. Ten en cuenta que quien coja una de estas brochetas, no parará hasta terminársela. Incluso habrá quien te pregunte si el palo se come. Y no es broma.

Materiales para hacer brochetas de chuches

Lo mejor de todo es que los materiales para hacer brocheta de chuches son sencillos de encontrar y muy económicos. Como también lo es el proceso de creación de las mismas. Lo realmente complicado de hacer brochetas de chuches, es no comérselas todas antes de insertarlas en el palo.

¿Qué necesitas?

  • Golosinas al gusto (nubes, ladrillos, corazones…)
  • Brochetas de plástico o de bambú de 15 centímetros
  • 250 ml de agua (un vaso grande)
  • Cola de azúcar
  • Papel celofán o bolsas de plástico pequeñas y transparentes

Obviamente, si quieres hacer una brocheta XXXL, el palo puede tener el tamaño que alcance tu imaginación. Pasa lo mismo que con las chucherías, puedes meter las que quieras, o puedes hacer una brocheta monotemática, en la que todas las chuches sean iguales. ¿Que no tiene gracia? Espera a probar.

Cómo hacer brochetas de chuches paso a paso

Una vez tenemos los materiales, es hora de aprender cómo hacer brochetas de chuches paso a paso.

  • Paso 1 – Mete la brocheta de plástico o de bambú en agua durante 3 minutos. Con esto conseguirás que las chucherías no se queden pegadas y salgan enteras cuando las cojan.
  • Paso 2 – Organiza bien el orden de las chucherías en la brocheta. Intenta dar una armonía, ya sea cromática, por tamaño o por relevancia. Lo que prefieras. Pero la coherencia en este tipo de creaciones, aporta un valor añadido a la misma.
  • Paso 3 – Empieza a trinchar las chucherías. Recuerda dejar algo de espacio abajo, para poder coger la brocheta. Por arriba no es necesario, es más, quedaría raro dejar el pincho en la zona superior.
  • Paso 4 – A la hora de trinchar, recuerda apretar a los lados de las chuches, dejando que el pincho se cuele entre tus dedos. Trinchar uno de ellos, y llenarlo todo de sangre, le dará colorido a las golosinas pero le restará puntos a la presentación.
  • Paso 5 – Intenta coronar la brocheta de chuches con alguna especial o llamativa. Toma ejemplo de los árboles de Navidad o los señores con bombín, que dejan lo mejor para el final.
  • Paso 6 – Coge el papel celofán o las bolsas de plástico y envuelve la brocheta de chuches en ellas. Adórnalas con un lazo que sirva para atarla o con una pegatina divertida. El envoltorio servirá, además de para mejorar la presentación, para preservar el estado de las gominolas. Si lo dejamos al aire, en pocas horas estará más duro que una roca.

Sencillo, ¿verdad? Si te pones, les haces una brocheta de chuches a cada uno de los 32 compañeros de clase de tu peque, y te ahorras una pasta el día de su cumpleaños. Piénsalo.

Brochetas de chuches originales

¿Falta de ideas para comenzar? Aquí tienes las mejores brochetas de chuches originales para inspirarte. Aunque, tratándose de gominolas, en el 95% de los casos, da igual las que pongas, volarán.

Hablamos de un clásico de clásicos: las moras. Tan sencillo como alternar una mora roja y una negra, hasta que te quedes sin espacio. Una brocheta de chuches con sólo moras, es el mejor regalo que puedes hacer a nadie en su vida.

Y si hablamos de clásicos, qué podemos decir de las lenguas de gato. Nacieron valiendo 10 pesetas, ahora están ya en 20 céntimos pero se siguen vendiendo como churros. Si quieres hacer una brocheta original, compra lenguas de gato de varios colores. Mínimo cinco. Y cúrrate una brocheta tremenda, poniendo cinco lenguas de gato de cada color, pero dando cierta armonía al montaje. Corona la brocheta con varias lenguas de gato en forma de círculo, y tendrás a quien se lo regales a tus pies.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Si quieres quedar mejor aún, busca un recipiente en el que entregar las brochetas de chuches que hagas. Un cubo, una cubitera, una maceta, incluso un poralápices vale. Lo pongas donde lo ponga, será el regalo más dulce ever.

También te puede interesar:

Manualidades

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos