Cómo hacer juguetes caseros para perros

Si tienes una mascota en casa, una de las mejores ideas para hacer que se divierta y también nosotros, es proporcionarle juguetes diversos. En el mercado podemos encontrar distintos juguetes para que los perros jueguen pero ¿por qué no hacerlos nosotros mismos y además, reciclando elementos que tenemos por casa? Veamos a continuación, cómo hacer […]
Manualidades.es

Si tienes una mascota en casa, una de las mejores ideas para hacer que se divierta y también nosotros, es proporcionarle juguetes diversos. En el mercado podemos encontrar distintos juguetes para que los perros jueguen pero ¿por qué no hacerlos nosotros mismos y además, reciclando elementos que tenemos por casa? Veamos a continuación, cómo hacer juguetes caseros para perros.

Como hacer juguetes caseros para perros

Muchas son las manualidades que hacer en casa estos días de confinamiento, pero también podemos recurrir a nuestro perro que siempre está a nuestro lado y merece un buen regalo. Inspírate con las propuestas que ahora te presentamos reciclando cartones, botellas de plástico o un poco de cuerda y podrás hacer juguetes caseros para perros.

Puppy Kong con una botella

Juguetes para perros puppy kong casero

El primero de los juguetes que os queremos enseñar a hacer es un «puppy kong» casero que seguro que ya sabes que es, pero por si no lo sabes, te explicaremos que se trata de uno los juguetes para perros más famosos en el mundo. Consiste en un recipiente pequeño (aunque se vende en varios tamaños) con una forma particular que tiene un orificio para que dentro metamos comida o cualquier premio que le guste al perro. Luego se lo damos, y este se distraerá lanzando el kong por todos lados para que rebote y con cada golpe acaba sacando la comida.

En casa, podemos hacer uno con una simple botella de agua vacía. Lo único que tenemos que hacer es coger un cúter y hacer cun corte en el centro de la botella y con forma de orificio. Con un poco de cinta adhesiva, cubres el borde del agujero para que el perro no se haga daño al meter la lengua porque es lo que va a querer hacer en cuanto vea que hemos puesto dentro comida.

Tan solo hace falta que metas unas cuantas bolas del pienso de tu perro o alguno de sus premios y verás como tu perro se vuelve loco y juega, para intentar sacar la comida.

Puppy Kong con un cartón

Juguetes para perros puppy kong casero con carton

De igual forma podemos hacer este mismo juego pero utilizando el rollo de un cartón de papel de cocina o de papel higiénico. Si tu perro es un cachorro, bastará con colocar un poco de comida en el centro del cartón y dejar que el perro lo huela para comprobar de qué modo intenta meter la patita o la lengua. Cuando el perro ya haya crecido un poco puede que sea necesario cerrar los extremos del cartón con un poco de cinta adhesiva, dejando uno de los lados ligeramente abierto para de este modo que el perro pueda sacar la comida.

Neumático mordedor

Si tienes un jardín o una terraza puedes hacer que el perro se distraiga mordiendo un neumático. Este tipo de objeto está hecho de un caucho resistente que hace que el perro muerda y muerda con ganas de romperlo y con ello que pueda desfogarse y a la vez divertirse. Para hacer este juguete, necesitarás un neumático pequeño, puede ser el de una carretilla y una cuerda gruesa.

Atas el neumático a la cuerda y después lo cuelgas de un árbol o de algún punto fijo que tengas en la terraza. Procura que el neumático esté a la altura del perro para que puedas tirar fácilmente sin tener que saltar demasiado y evitar así que se haga daño o que se quede enganchado si muerde y se queda colgando.

Ciempiés de tela

Otro de los juguetes caseros que podemos hacer para nuestro perro es un muñeco con forma de ciempiés que el perro puede morder o también es posible que se convierta en el muñeco que siempre tenga a su lado incluso para dormir.

Para hacer este ciempiés de tela, necesitarás: unas cuantas toallas viejas que quieras cortar, un poco de tela, relleno de almohadas, aguja e hilo.

Comenzamos cortando la tela en forma redonda de modo que obtengas varios círculos, que pueden ser del mismo tamaño o de tamaño distinto para darle una forma variada al cuerpo del ciempiés. A continuación, coges el relleno de la almohada (si no tienes puede ser algodón) y lo colocas en cada trozo de tela, cierras y coses con el hilo para que de este modo te queden como una especie de pequeñas pelotas.

El siguiente paso consistirá en envolver cada pelota creada con círculos de toalla que habremos recortado previamente. Coges entonces la agua y vuelves a coser para cerrarlo todo.

Por último tan solo nos quedará coser cada pelota de toalla, de modo que nos quede similar al cuerpo de un ciempiés.

Cogemos un trozo de cuerda y reforzamos cada parte del cuerpo del muñeco, dando varias vueltas con la cuerda y haciendo un nudo.

Cubitos de comida

Un juego que es realmente sencillo y que además os servirá para distraer al perro en verano cuando hace mucho calor. Consiste en coger una cubitera, colocar dentro de cada espacio un trozo de salchicha de frankfurt (que a los perros les encanta) y llenar con agua para con ello hacer cubitos de hielo con salchicha.

Cuando los cubitos estén hechos, se lo podemos ir dando al perro para que los chupe, se deshagan y por último se pueda comer la salchicha.

Otra opción es llenar la cubitera con caldo y con ello, lograremos que el perro sea el más feliz de todos ya que en cuanto comience a lamer el cubito que le hemos dado comprobará de qué modo el sabor es el del caldo. Seguro que no va a querer soltarlo hasta que deshaga todo el cubito.

Puño de mono para perro

Por último te dejamos una serie de fotos en las que puedes ver de qué modo puedes hacer el llamado «puño de mono» para que tu perro se divierta durante horas.

Tan solo debes hacer los nudos con un trozo de cuerda grueso para obtener así una bola y con ello tener un juguete que a tu perro le va a encantar.

Artículos de interés:

También te puede interesar