Cómo secar flores paso a paso

Los motivos por los que podemos querer secar flores pueden ser muchos y variados. Podemos querer secar un ramo que nos regaló esa persona tan especial, puede que queramos secar esas flores que nos recuerdan algún acontecimiento importante en nuestras vidas o simplemente tener siempre en nuestras casas un ramo de esas flores que tanto […]
Manualidades.es

Los motivos por los que podemos querer secar flores pueden ser muchos y variados. Podemos querer secar un ramo que nos regaló esa persona tan especial, puede que queramos secar esas flores que nos recuerdan algún acontecimiento importante en nuestras vidas o simplemente tener siempre en nuestras casas un ramo de esas flores que tanto nos gustan.

Secar flores hace que podamos tener nuestras flores favoritas, bien sea por su significado simbólico o simplemente por lo que nos gustan y el placer que nos aportan, para siempre. A continuación vamos a ver diferentes formas de secar flores.

Cómo secar flores paso a paso

Una de las formas más conocidas de secar flores es colocarlas boca abajo. Tan solo tienes que juntar las flores que quieres secar, colocarlas boca abajo en un lugar ventilado y a poder ser en el que reciban luz solar directa. Puedes, si quieres, rociar tu ramo con laca para conseguir que las flores mantengan su forma y no se rompan. Pronto, dependiendo de qué flor estemos hablando, conseguiremos que nuestras flores estén secas.

Aunque parezca extraño también podremos secar nuestras flores utilizando un microondas. Esta técnica es mejor para flores con muchos pétalos que no sean especialmente gruesos. Necesitaremos una sustancia que elimine la humedad para que funcione como desecante, podremos utilizar por ejemplo gel de sílice (el contenido de esas bolsitas que encontramos cuando compramos alguna ropa o zapatos nuevos) o simplemente arena para gatos. Echamos el desecante en un recipiente apto para microondas y enterraremos en el mismo las flores. Para acabar vamos calentando en tramos de un minuto cada vez y comprobando si las flores ya están secas.

Quizás el prensado de flores sea el método más utilizado en la actualidad. Es ideal para flores pequeñas con pétalos no demasiado delgados.  Lo primero que debemos hacer es meter nuestras flores dentro de un papel seco, como por ejemplo el papel de periódico o una cartulina. Para ejercer la labor de prensado colocaremos encima un peso distribuido de forma uniforme, para este fin es ideal un libro cuanto más pesado mejor, por lo que por ejemplo esa vieja enciclopedia que adorna nuestra biblioteca resultará perfecta. Después de dos o tres semanas tendremos nuestras flores totalmente secas. Consejo. Si cambiamos el papel seco cada cierto tiempo el proceso aún será mejor y más rápido.

Cómo secar una rosa paso a paso

Hemos hablado anteriormente de varias formas de secar flores pero vamos a centrarnos ahora en cómo secar las rosas en particular.

En primer lugar es importante que la flor esté abierta por completo y que no tenga pétalos dañados, por lo que procederemos a eliminar los pétalos dañados para que el mal no se extienda por el resto de la flor.

Luego hemos optado por el método de secado boca abajo, por lo que juntaremos las rosas elegidas y las ataremos con algún tipo de cuerda o cordel manteniendo las mismas, como antes hemos comentado, en un lugar bien ventilado durante unas tres semanas. Cuando las flores ya estén secas serán débiles, por lo que si las rociamos, con mucho cuidado, con laca conseguiremos que sean más fuertes y duraderas. Podemos rociarlas, dejarlas descansar unos días y volver a hacerlo tantas veces como sea necesario hasta que veamos que nuestro ramo está en perfectas condiciones.

Decoración con flores secas

Por supuesto un ramo de flores secas puede resultar suficientemente bonito como para ser un objeto decorativo por si mismo, pero a continuación vamos a dar algunas ideas de cómo puedes utilizar flores secas para decorar objetos y hacerlos únicos y personales.

Como acabamos de decir un ramo de flores puede ser ya un objeto de decoración por lo que simplemente dentro de un jarrón, una maceta, una botella de cristal o un tarro dará un toque genial a tu hogar sin más complicaciones.

Podremos enmarcar plantas o flores secas. Puedes utilizar flores prensadas o no, completas o tan solo pétalos, un ramo o flores dispersas sin aparentemente ningún orden. Tenemos tantas opciones de cuadros como nuestra imaginación nos permita. Un fondo transparente puede resultar ideal, pero puedes jugar también con el color del fondo dependiendo del color de tus plantas y flores secas.

Si no te acaba de convencer la idea de decorar tus pareces con este tipo de cuadros, también podremos colgar nuestras flores sueltas o realizar preciosas coronas con las mismas jugando con las formas geométricas. Puede ser una gran idea realizar distintos diseños según la estación del año en la que nos encontremos. Iremos cambiando estos diseños y así conseguiremos de una forma muy sencilla que nuestra casa siempre esté decorada acorde a la época en la que estamos y a la vegetación del exterior.

Uno de los usos más habituales que podemos hacer de unas flores secas es crear bonitos marcapáginas. No solo puedes tener un marcador original y único para ti, sino que se trata de un regalo perfecto que te saldrá muy barato y con el que realmente quedarás bien. Para ello, después de secar las flores que quieres utilizar, usaremos papel adhesivo transparente.

Otra opción es añadir las flores secas a tus cartas o invitaciones a un evento. Puedes escoger tu flor favorita para que esta invitación hable un poco más de ti y sea más especial de cara a los invitados.

También puedes unir tus flores secas a muchos de tus complementos. Por ejemplo un sombrero de paja puede tener un aspecto único con flores que hayas secado tú, o puedes crear un sencillo tocado que sea perfecto para esa boda sin tener que gastarte un dineral en uno. Pendientes, colgantes, fundas de móvil y bolsos son otros de los complementos a los que podremos añadir nuestras flores secas para que sean exclusivos. De hecho puedes añadirlas a velas, portavasos o prácticamente a cualquier elemento con una superficie plana que se te ocurra.

Os animamos a que probéis tanto nuestros consejos sobre cómo secar las flores como nuestras ideas decorativas, y por supuesto, también a que nos comentéis ideas que se os ocurran de posibles usos de las flores secas.

También te puede interesar