Después del verano, tenemos que agradecer al aire acondicionado: ¡haz el mantenimiento!

Se aleja el verano y con él también una larga jornada de trabajo del aire acondicionado. En el mejor de los casos, lo más recomendable, es realizar un mantenimiento general. Los problemas más comunes a la hora de arrancar las temporadas de frío o calor, es que el polvo, la suciedad y la dejadez hayan […]

Se aleja el verano y con él también una larga jornada de trabajo del aire acondicionado. En el mejor de los casos, lo más recomendable, es realizar un mantenimiento general.

Los problemas más comunes a la hora de arrancar las temporadas de frío o calor, es que el polvo, la suciedad y la dejadez hayan estropeado nuestro tan querido amigo.

Al igual que sucede con todos los electrodomésticos de nuestro hogar, el mantenimiento es algo fundamental para darle una vida útil a los artefactos. El aire acondicionado no es un tema menor, al contrario, es muy importante darle un buen funcionamiento, sobre todo en épocas como el otoño, donde las alergias son una afección corriente.

Por un lado, existen trabajos que le podemos realizar al aire acondicionado para mejorar sus funciones, y por otra parte, es bueno saber qué dejar en las manos de los expertos.

A continuación iremos detallando los problemas más comunes y cómo encararlos para que nuestro hogar sea el mejor lugar para nuestra familia.

¿Cómo funciona?

Tanto para el aire acondicionado de frío o de calor, su funcionamiento necesita de un circuito cerrado herméticamente. Los cambios de temperaturas se deben a que el gas refrigerante cambia su estado de líquido a gaseoso y viceversa. Así, las habitaciones de nuestra casa o departamento se mantendrán frescas, o a una temperatura ambiente donde nos sentimos cómodos. Para que no haya alteraciones en estos procesos los filtros, el gas, la tensión y varios factores más deben estar funcionando correctamente.

Comenzamos con el mantenimiento del aire acondicionado

Ahora que sabemos el funcionamiento básico podremos centrarnos en las partes mecánicas, eléctricas y en la limpieza de algunos componentes.

Una de las cosas más importantes que hay que hacer es la limpieza de los intercambiadores.

¿Qué son los intercambiadores? Estos son una especie de radiadores que contienen finas láminas metálicas. Se encuentran detrás de los filtros, dentro de la unidad interior, como suelen llamarlo: evaporador.

Limpieza de filtros

Los filtros son elementos muy importantes para el correcto funcionamiento. Se encuentran en la unidad interior y se pueden hacer en unos simples pasos.

Lo más efectivo sería utilizar un compresor de aire comprimido para barrer el polvo de todo el equipo intercambiador. Ahora, si no contamos con él, se puede utilizar un pincel o brocha y limpiar las rendijas que alcancemos.

Algo sumamente recomendable es no utilizar instrumentos punzantes, ya que si pinchamos alguna cañería se perdería el refrigerante y ya sería un problema mayor.

Una vez que los intercambiadores y filtros están limpios, hay que pasar a la etapa de desinfección. Los aires acondicionados son como esponjas para las bacterias que luego nosotros respiramos.

¿Cómo desinfecto el evaporador?

Para la desinfección del intercambiador interior es recomendable emplear un rociador: 10% lejía y lo demás agua.

Se rocía el intercambiador con la mezcla y tendremos el aire acondicionado desinfectado. Si cae agua dentro del aparato, no es una preocupación, ya que los conductos de desagüe se harán cargo del excedente.
Los primeros pasos ya están dados.

¿El aire acondicionado no enfría?

Si un aire acondicionado cuenta con una correcta colocación su funcionalidad se extenderá en el tiempo. La pérdida de gas hará que el artefacto no enfríe correctamente. Ese es el momento donde entran en acción el servicio técnico aire acondicionado.

El paso del tiempo puede hacer que el aire acondicionado necesite una nueva recarga de gas. También existe la posibilidad de que haya una fuga, o una pinchadura en alguna cañería; aquí la mano de obra especializada se ocuparía de este problema.

Mantenimiento anual de aire acondicionado

Lo recomendable para mejorar la vida útil del aire acondicionado es realizar el mantenimiento una vez al año, como mínimo. Es conveniente que cada vez que la temporada cambia, en épocas de calor o de frío, se trabaje en los puntos que comentamos anteriormente. Así nos aseguraremos un funcionamiento correcto y una vida útil extendida de nuestro aparato.

5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar