Cómo aprender a dibujar un mandala fácil

Los mandalas son dibujos propios del budismo y el hinduismo. Representan el cosmos de manera simbólica, sugiriendo la perfección del universo. Sin embargo, su significado ha cambiado con el tiempo, por lo que sus representaciones modernas son muy diferentes a las tradicionales. En este post te enseñaremos cómo aprender a dibujar un mandala fácil. Lo […]
Manualidades.es

Los mandalas son dibujos propios del budismo y el hinduismo. Representan el cosmos de manera simbólica, sugiriendo la perfección del universo. Sin embargo, su significado ha cambiado con el tiempo, por lo que sus representaciones modernas son muy diferentes a las tradicionales. En este post te enseñaremos cómo aprender a dibujar un mandala fácil.

Cómo aprender a dibujar un mandala fácil

Lo más común entre las mandalas modernas y las de antes es que todas se inician en un punto central, a través de un círculo que sería la representación del centro del universo. No obstante, cuando se dibuja un mandala significa que se está meditando, pues de hecho es un método que usan los monjes. Aunque en estos tiempos modernos ya no tanto, pero sí te ayudará a relajarte y a concentrarte.

Los mandalas representan un punto energértico en el cual el hombre encuentra un equilibrio espiritual y la purificación del alma. En la actualidad se pueden adquirir en comercios, también hay innumerables libros y recopilaciones que sirven para que los niños las pinten.

Mandala meditación

Por lo general, las formas de estos mandalas son básicas y regulares, pueden adquirir diversas figuras geométricas. Lo más común es que aparezcan a partir de un gran círculo en el que se incluyen otras formas que le darán estilo a tu mandala. También, hay diversas representaciones según la cultura de quien lo realiza. Por ejemplo, si es hinduista hace que lo que más destaque sean los yantras lineales. En el caso de los budistas, las figuras las hacen más llamativas.

Mandala de colores

La estructura central de estos mandalas siempre parte de los ejes cardinales, creando varias secciones o regiones. Entre las formas más usadas están el triángulo, el cuadrado, la mariposa y el pentágono.

Pasos para aprender a dibujar un mandala fácil

Mandala de estrellas

Para aprender a dibujar un mandala fácil necesitarás los siguientes materiales:

  • Compás (te sirve el que usas para la escuela).
  • Regla.
  • Rotuladores de colores.
  • Lápiz, bolígrafo (el mejor es el de color negro).
  • Soporte (papel, plástico, porcelana, repostería, etc.

A continuación los pasos a realizar para aprender a dibujar un mandala fácil, síguelos y verás lo sencillo que es.

Dibujando mandala

Dividir el soporte

El primer paso que se debe hacer es coger nuestro soporte (por lo general es papel o cartulina) y lo dividimos imaginariamente en un cuadrado (incluso, si te sirve, dibuja el cuadrado). Será un cuadrado que comprenderá cuatro partes iguales. Luego, debemos dibujar las líneas diagonales que saldrán desde el centro del cuadrado.

Dibujar las líneas diagonales

Coloreando mandala

Usa una regla para trazar las líneas diagonales que atravesarán el punto central del soporte. Dos líneas irán apuntando hacia los puntos cardinales y dos más atravesarán en forma diagonal, con sus respectivos espacios. Se formarán ocho triángulos simétricos desde el centro. Estas líneas las podrás borrar al final, pero ahora te servirán de guía para hacer formas alrededor del punto central.

Uso del compás para las referencias

Ahora usaremos el compás, marcando varios círculos de referencia, nos servirán de guía para crear las formas geométricas que deseemos que sea el mandala. Toma uno de ejemplo para que vayas practicando hasta que afines la forma. Luego, con la práctica irás cambiando los patrones hasta que obtengas nuevos diseños.

Dibujando varios mandalas

Debemos dibujar círculos concéntricos que van cubriendo el punto central. Si no cuentas con un compás, entonces crea uno amarrando un pedazo de cuerda en un lápiz. Agarra la cuerda en el centro y con el lápiz vas dibujando los círculos, continuarás dibujándolos más grandes con cuerdas más largas, hasta completar el número de círculos.

Si no quieres usar el compás ni tampoco la cuerda, entonces apóyate con objetos redondos. Primero colocas algo pequeño, como una tapa o el fondo de un frasco. Luego, traza alrededor. Irás continuando hasta que llene la mayor parte del papel, pero debes detenerte cuando llegues al borde.

Rellenar el mandala

Una vez que tenemos la base, lo que falta es rellenar nuestro mandala. Podemos coger algunas figuras como modelo e irlas copiando hasta perfeccionarlas. Con la práctica descubrirás nuevas formas, las rellenarás con los colores que más te gustan, para ello te debes apoyar con rotuladores.

Dibujando mandala

Primero comenzamos por el centro formando un círculo rodeados de pétalos. Puedes elegir una combinación entre pétalos pequeños, círculos y pétalos grandes. Cuando ya los tengamos dibujados procedemos a rodearlo con un aro que estará formado a su vez de círculos pequeños.

Déjate llevar por tu ingenio

Seguimos haciendo más pétalos con las guías diagonales que previamente habíamos marcado. Luego, hay que completar los pétalos con más círculos siguiendo las diagonales marcadas. Puedes combinar pétalos con círculos o con diseños de tu propia creación.

Lápices colores y mandala

En la medida que vas construyendo tu mandala te irás relajando. Trata de no preocuparte demasiado y déjate envolver por la calma y la serenidad que da crearlos.

Remarca el mandala con el bolígrafo

Mandala bosquejo

Ahora bien, si dibujaste tu mandala con lápiz ahora te toca remarcarlo con bolígrafo. Mientras lo vas remarcando, prueba con líneas finas y gruesas. También puedes variarle el grosor, le dará un mejor atractivo visual y un efecto de profundidad. Omite este paso si decidiste crear tu mandala con bolígrafo.

Agrega detalles

Hasta este punto habrás dibujado todas las formas de mandalas habidas y por haber. Sin embargo, aún puedes crear figuras más complejas. Por ejemplo, dibuja círculos, hojas u otros patrones dentro de las formas. Agrega diseños más simétricos para que tengan un aspecto más consistente. Puedes optar por  formas de lágrimas o de diamante que son fáciles de dibujar, ¡tu mandala lucirá espectacular!

Mandala verde y azul

Finalmente, debemos borrar las marcas de lápiz que se remarcaron con el bolígrafo. Ya es hora de salir de la plantilla de círculos que dibujamos al principio. Cerciórate antes de borrar que se haya secado la tinta, porque si no dañaras tu mandala con tinta corrida. Limpia con suavidad las sobras del borrador. Te aconsejamos que fotocopies tus mandalas para que logres hacerlo muchas veces.

¡Listo! Ya sabes los pasos para aprender a dibujar un mandala fácil.  Ahora solo te queda colorearlo.

Apostemos por el reciclaje con estas lindas manualidades:

Galería de imágenes Cómo aprender a dibujar un mandala fácil

Manualidades.es
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar