Cómo hacer un árbol de Navidad con una jaula de tomate

Los árboles de Navidad al aire libre, ya sean artificiales o reales (naturales), se convierten en decoraciones ciertamente populares para las entradas de casa, porches, patios, terrazas e incluso jardines. Pero no tienen por qué convertirse en un elemento decorativo caro, especialmente si tenemos en cuenta lo que podría llegar a suponer la inversión, para […]

Los árboles de Navidad al aire libre, ya sean artificiales o reales (naturales), se convierten en decoraciones ciertamente populares para las entradas de casa, porches, patios, terrazas e incluso jardines. Pero no tienen por qué convertirse en un elemento decorativo caro, especialmente si tenemos en cuenta lo que podría llegar a suponer la inversión, para una decoración que apenas durará unas pocas semanas. ¿Sabías que es posible elaborar nuestro árbol de Navidad con nieve artificial, utilizando para ello una sencilla jaula de tomate reciclada? Las guirnaldas y los adornos te costarán menos de 20 euros, y durará bastantes años si lo embalas y almacenas de forma cuidadosa junto con otras decoraciones navideñas.

Arbol de Navidad con jaula de tomate

Tu árbol de jaula de tomate, en realidad, puede ser de cualquier color de cuantas guirnaldas haya disponibles. Además, puedes agregar todos los adornos, decoraciones y luces que más te gusten, dependiendo de tu estilo personal.

1. Encuentra una jaula de tomate

Si tienes un jardín en casa es probable que ya sepas qué es una jaula de tomate. Efectivamente, consiste en ese artilugio de alambre que colocamos sobre las plantas de tomate, u otras verduras, cuando deseamos que crezcan y que se despeguen un poco del suelo.

A menos que cultives tomates durante todo el año, es posible que solo tengas jaulas de alambre hasta la primavera. Si es así, y no dispones de ninguna ahora, podrías encontrarla fácilmente en cualquier supermercado o tienda especializada en productos y utensilios de jardinería, o incluso en cualquier invernadero.

2. Reúne todos los utensilios necesarios

Lo cierto es que nuestro árbol de jaula de tomate se puede convertir en una manualidad excelente para hacer durante las vacaciones de Navidad. Así, si le das la vuelta a la jaula y la vuelves del revés, y juntas los cables de alambre que se encuentran sueltos, acabará por tener una bonita forma de cono. Finalmente envuélvelos con alambre, y toma nota de las herramientas y los utensilios que necesitas:

  • Una jaula de tomate
  • Alambre, delgado o mediano
  • Alicates de pequeño tamaño
  • Una pistola de silicona
  • Guirnaldas
  • Púas decorativas (las puedes encontrar en tiendas de artesanía)
  • Adornos interiores y exteriores

3. Reforma el marco de alambre

Una vez haz juntado los cables de alambre sueltos, ahora tendrías algo que se parece a una especie de árbol en forma de cono. Por tanto, el alambre redondo de mayor tamaño estará en la base, y el “árbol” llegará a un determinado punto en la parte superior.

Con la ayuda de unos guantes, ajusta y cambia la forma de nuestra jaula de tomate de alambre para que la forma del cono sea lo más uniforme posible.

4. Envuelve la guirnalda alrededor de la jaula

Ahora empezamos por el proceso decorativo:

  • Comenzando desde la punta estrecha, aplica pegamento caliente a la guirnalda.
  • Continúa aplicando silicona en la parte posterior de la guirnalda, cada pocos centímetros, presionándola sobre el marco de alambre. Ten paciencia, ya que esta parte de nuestro proyecto es la que te llevará algo más de tiempo.
  • Sigue envolviendo la guirnalda y pegándola. En algún momento te quedarás sin alambre.
  • Finalmente, pega en caliente las hileras de la guirnalda entre sí. Luego deja que el pegamento se seque por completo.

Arbol de Navidad con una jaula de tomate

5. Rellena el árbol

Cuando el pegamento se haya secado es el momento de volver a darle la vuelta a nuestra jaula. Ahora rellena la parte interna del árbol con material de embalaje liviano. En este sentido, el papel de burbujas de plástico puede ser ideal. Eso sí, no cierres aún el agujero de la parte inferior.

6. Decora a tu gusto

Ahora es el momento ideal para decorar nuestro árbol con aquello que más nos guste. Es el momento oportuno para mostrar nuestro estilo y creatividad. Eso sí, debes tener en cuenta algo importante: si tu árbol va a “descansar” a la intemperie, recuerda que deberás utilizar una decoración resistente a su uso en exteriores.

Incluso si piensas no retirar los adornos una vez hayan acabado las fiestas navideñas, quizás prefieras pegar con silicona los adornos al árbol.

Finalmente, date un pequeño paseo alrededor del árbol para asegurarte de que se encuentra decorado de forma uniforme.

¡Listo! Si lo deseas, también puedes añadir alguna que otra decoración más, o instalarle algunas luces navideñas (lo mejor es que sean de LED, para evitar que se calienten, y se conviertan en un peligro).

Cómo hacer un árbol de Navidad con una jaula de tomate
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar