Cómo hacer una camiseta Tie Dye o camiseta desteñida con lejía

La moda de las camisetas Tie Dye ha regresado y ha vuelto con fuerza, parece que va a ser uno de los imprescindibles de esta temporada. Por si te gusta estar a la moda, si te gusta customizar tus propias prendas de vestir, si quieres probar a hacer cosas nuevas en casa o si te […]
Manualidades.es

La moda de las camisetas Tie Dye ha regresado y ha vuelto con fuerza, parece que va a ser uno de los imprescindibles de esta temporada. Por si te gusta estar a la moda, si te gusta customizar tus propias prendas de vestir, si quieres probar a hacer cosas nuevas en casa o si te encantan las manualidades, en este artículo te contamos cómo hacer una camiseta tie dye o una camiseta desteñida con lejía, a la par que te indicaremos también cómo hacerla con otros tintes.

Qué necesitas para hacer una camiseta Tie Dye

Hace ya unos cuantos años, unos cuantos bastantes, que las camisetas Tie Dye eran la auténtica moda. Recuerdo que las podías encontrar en las tiendas, en los rastros y los mercadillos, pero las que más molaban eran las que uno mismo se hacía en casa porque eran sencillamente únicas. ¿Otro detalle igual de importante? Que es tremendamente fácil hacerlo.

Os voy a mostrar dos maneras de hacer una camiseta Tie Dye, hablamos de camisetas pero podría ser cualquier otra prenda que os apetezca (pantalones, vestidos, chaquetas, etc.), ya sea con lejía o con pintura para textiles. Dependiendo de que escojáis veréis que tenéis que escoger una camiseta de un color diferente, monocromática para la lejía o blanca para pintarla. A continuación, os dejo las dos versiones.

Como hacer una camiseta tie dye

Para hacer tu camiseta Tie Dye con lejía solo vas a necesitar:

  • 250 ml de lejía
  • Gomas elásticas, gomas de pelo o cuerdas
  • Una camiseta monocromática
  • Un barreño o tina
  • Unos guantes (es opcional, pero aconsejable para cuidar tus manos)

Para hacer tu camiseta Tie Dye con pintura solo vas a necesitar:

  • Pintura para telas
  • Sal gruesa
  • Gomas elásticas, gomas de pelo o cuerdas
  • Una camiseta blanca
  • Biberones (tipo ketchup) o pinceles para aplicar el color
  • Unos guantes (es opcional, pero aconsejable para cuidar tus manos)

Cómo hacer una camiseta Tie Dye paso a paso

Como hacer una camiseta tie dye

Os va a sorprender lo fácil y divertido que puede resultar hacer tú mismo una camiseta con este tipo de diseño, tanto que pueden participar tanto los niños como los adultos en el proceso. Eso sí, siempre que lo hagáis con niños tienen que estar bajo la supervisión de un adulto que pueda controlar el uso de la lejía o de las pinturas, no se trata de que sea una actividad que puedan hacer en solitario.

Pasos para hacer la camiseta Tie Dye (válidos tanto para lejía como color):

  1. Escoge un tipo de Tie Dye y prepara todos los ingredientes para tenerlos a mano.
    1. Si optas por hacerlo con lejía solo tienes que echar la lejía en un barreño con el agua y listo.
    2. Si optas por la pintura para teñir los tejidos, ten a mano varios recipientes donde tendrás que mezclar en cada uno de ellos, un color y sal gorda antes de poder aplicarlo.
  2. Dobla de la forma que quieras la prenda que hayas escogido, generalmente suele ser en forma de espiral pero puedes innovar como gustes.
  3. Ata la prenda con las gomas elásticas o cordones que hayas encontrado. Es importante e imprescindible que esté bien prieto, pues con la presión en dichas zonas evitarás que la pintura o la lejía pueda adentrarse en esa parte de la tela, consiguiendo que haya zonas que se mantengan blancas o con el tono de color original, creando el contraste que las hace tan famosas.

Estos son los pasos básicos y que son exactamente iguales para ambas opciones. A continuación, vamos a diferenciar los pasos en función de cómo hayáis elegido teñirlas.

Tie Dye Con lejía:

  1. En el barreño donde hayas mezclado el agua con la lejía tienes que introducir la camiseta atada durante unos cuantos minutos, así conseguirás que la prenda se decolore solo en algunas partes, gracias a los atadijos que has hecho previamente.
  2. Después, sólo tienes que retirar que la camiseta de la lejía y lavarla con abundante agua para que pueda perder la lejía sobrante.
  3. Ya solo queda secar y ver el resultado final al día siguiente (o a las horas, todo depende de la temperatura ambiente).

Tie Dye con pintura:

  1. Si echáis la pintura mezclada con la sal dentro de unos biberones de plástico (los típicos donde echa el ketchup o el aceite) no vais a necesitar utilizar pinceles ni ningún tipo de instrumento para aplicar el color sobre la prenda.
  2. Partiendo de esa base, tienes ante ti la prenda atada bien fuerte por donde más te haya apetecido, pues bien ¡Es la hora de aplicar color! Puedes teñirla de un solo color o de varios colores. Aplica los colores que te apetezcan por donde te apetezca y hasta donde te apetezca. Puedes añadir mucho color, o poco color, esto va en cuestión de gustos.
  3. Recuerda, tienes que hacerlo por la parte de delante y por la parte de detrás de la camiseta. ¡O no! A tu gusto.
  4. Cuando lo tengas listo, sólo te queda cortar las gomas elásticas o los cordones que hayas utilizado, extender la camiseta y dejar que se seque por completo la pintura.

Ideas para camisetas Tie Dye

Como hacer una camiseta tie dye 1

De por sí, el estilo Tie Dye permite que puedas crear infinidad de versiones de estas camisetas puesto que siempre puedes aplicar un color diferente, de una forma diferente, o que la lejía se incorpore en zonas distintas sobre camisetas (o prendas) de distintos colores. ¡Infinitas posibilidades!

Dicho esto, no solo es el color lo que va a hacer que vuestras prendas se vean distintas, también os vais a encontrar con que podéis conseguir efectos diferentes en función de cómo enrolléis vuestras camisetas.

  • Enrollando en espiral: Es la más famosa, la que os hemos indicado anteriormente. Imaginaros que queréis escurrir una prenda al máximo, para eso la enrolláis bien prieta ¿no? Pues esto es lo mismo y, para mantenerla en esa posición, lo que se hace es sujetarla con gomas.
  • Plegando la tela: Imagínate que llevas la cinturilla de la camiseta hacia el cuello de la misma, pero arrugándola, lo que provocará que vayan apareciendo pliegues. Estupendo. Ahora solo tienes que terminar de cerrarla y mantenerla con gomas.

También te puede interesar