Escrito por

Cómo hacer un muñeco kawaii con un calcetín – Juguetes reciclados

Si deseas poder hacer juguetes caseros con materiales reciclados, nada como coger un calcetín viejo y hacer con él un muñeco o una marioneta. Si además conviertes tu calcetín en un muñeco kawaii, los niños van a estar realmente encantados y seguro que van a pasarse horas y horas jugando con su muñeco de moda. Veamos a continuación todos los pasos para saber cómo hacer un muñeco kawaii con un calcetín – Juguetes reciclados.

Muneco kawaii como hacer con un calcetin

Qué son los muñecos kawaii

Uno de los muñecos más de moda en la actualidad, son los muñecos kawaii los cuáles reciben su nombre debido a sus caras realmente “simpáticas” o adorables” que es el significado que podemos dar al adjetivo japonés, kawaii.

En realidad kawaii es un arte que se utiliza en los cómics y dibujos japoneses, pero ha transcendido como prácticamente todo lo que produce la cultura popular nipona y ha derivado en una tendencia en la que los muñecos también tienen cabida y de qué manera si tenemos en cuenta la gran cantidad de tutoriales y enlaces a páginas web en las que se explica cómo hacer estos muñecos.

Qué es kawaii

El concepto kawaii comenzó como una rebelión contra la cultura tradicional japonesa en la década de 1970. Las niñas escribieron, y adoptaron estilos de vestir más “bonitos” o “simpáticos” para diferenciarse de los roles que su sociedad les presionaba a tomar. Como suele ser común en las rebeliones culturales, todo aquello se acabó plasmando en las artes visuales, las artes escénicas y la música. Es seguro decir que la forma más ubicua del kawaii es el arte visual y la moda (que realmente, van de la mano).

Además de convertirse en tendencia y ser utilizado como una forma de expresión, el kawaii también conlleva un cierto estigma de ser femenino. Esta inclinación por lo kawaii comenzó con mujeres que imitaban un estilo llamado ” burriko “, que significa “mujer que actúa como un niño”. Lo verás en estilos kawaii de vestimenta y subculturas de kawaii como Lolita (piensa en vestidos con volantes, lazos y medias), hadas-kei (pasteles, pelo colorido, alas), decoden (innumerables accesorios que lo deslumbra todo), etc. Piensa en la ternura que asociarías con un niño en edad preescolar, aplícalo a una mujer adulta y comprenderás que es el estilo burriko. Ahora, para ser justos, lo kawaiino no está limitado por géneros. Es un producto de la cultura referirse a tales imágenes como estereotipo femenino.

Entonces, ¿qué tiene esto que ver con los muñecos kawaii? Pues que como cualquier cultura que nace y se gesta a partir de elementos visuales como la moda, en el caso del estilo kawaii llega casi de manera consciente a todo lo que son dibujos y cómics japoneses de los 80 y 90, los cuáles representan casi siempre a personajes con rostros del tipo kawaii, de modo que acaban siendo tendencia por sí solos.

Los ojos grandes, las bocas abiertas o sonrientes o las caras muy redondas son los elementos que distiguen lo kawaii pero lo cierto es que la tendencia ha evolucionado en sí misma a lo largo de los años y de hecho la famosa Hello Kitty que no tiene boca y apenas muestra expresión es también un símbolo del “kawaii”.

Para saber cómo dibujar un muñeco kawaii, algo que te puede servir para que hagamos más adelante nuestro propio muñeco kawaii con un calcetín puedes tener esto en cuenta.

  1. Debes hacer óvalos bien marcados para los ojos
  2. Utilizar líneas para que simulen un ojo cerrado, o uno que se está guiñando.
  3. Siempre dibuja una bonita sonrisa y le puedes añadir algún destello.

Una vez ya hemos visto qué es “kawaii” y de qué modo podemos dibujar un muñeco kawaii, será una buena idea intentar hacer el nuestro. Piensa eso sí, que lo explicado no es el único modo de hacer este tipo muñecos. Debes tener en cuenta que hay muchos modelos de muñecos kawaii, y que además pueden tener distintos tipos de cara, siempre y cuando se mantenga esa estética “adorable” que los caracteriza. De este modo, podemos encontrarnos con muñecos kawaii que en realidad son animales, como osos panda o gatitos, o también muñecos kawaii que son niños o niñas los cuáles cuentan con grandes ojos y bocas destacadas.

Veamos a continuación, de manera fácil, cómo tú mismo puedes hacer para ti o para tus hijos un muñeco kawaii.

Cómo hacer un muñeco kawaii

Como digo, es realmente sencillo hacer un muñeco kawaii y de hecho vamos a darte todos los pasos para que puedas hacerlo además con materiales reciclados, siendo un calcetín el elemento clave para nuestro diseño.

Muneco kawaii como hacer

Materiales para hacer un muñeco kawaii

Esto es todo lo que se necesita para poder hacer un muñeo kawaii

  • Calcetín viejo
  • Fieltro de colores para las distintas partes del muñeco
  • Guata (para rellenar)
  • Tijeras
  • Silicona

Pasos para hacer un muñeco kawaii

Comenzamos rellenando nuestro calcetín, para ello cogemos la guata y rellenamos con una cantidad que sea bastante abundante empujando con la mano de modo que no se salga nada y nos quede además un cuerpo que se bastante “gordito”.

Coge ahora un trozo de fieltro de unos diez centímetros apróximadamente y lo atas en la parte de abajo del calcetín (esta será la bufanda de nuestro muñeco kawaii). Lo que sobresalga del calcetín lo puedes coser con aguja e hilo de modo que no se salga la guata.

loadInifniteAdd(44636);

Ahora recorta el fieltro de colores para ir dando forma a la cara de tu muñeco kawaii. Puedes hacerlo como más te guste pero recuerda que unos ojos y una boca grandes le darán más ese estilo kawaii que tango nos gusta.

Una vez dibujados las partes de la cara del muñeco kawaii sobre el fieltro, tan solo tendremos que recortar y pegar cada parte al calcetín con la ayuda de la silicona caliente.

¿Ves que fácil es hacer un muñeco kawaii? Realmente no tiene complicación y la verdad es que podemos hacerlo sin problema con la ayuda de los niños, los cuáles quedarán encantados con su muñeco kawaii que además podemos hacer con la intención de que se parezca un poco a ellos. ¡Les encantará que esté personalizado!.