Escrito por

Cómo organizar las herramientas de un taller para hacer bricolaje

Un taller casero dedicado al bricolaje y al diy es el sueño de todo aficionado de estos productivos hobbies. Sin embargo, en muchas ocasiones es difícil saber por dónde comenzar. Además, factores como el tiempo, la falta de espacio o presupuesto pueden determinar las acciones de unos simples deseos.

Contrario a lo que se piensa, tener un taller para hacer bricolaje en casa es algo bastante simple y económico. En primer lugar se ha de designar el espacio donde se instalará dicho taller.

 

También será necesario equiparse con las herramientas necesaria: para ello y ante la duda, es posible visitar la web de Kaiser+Kraft. Estos expertos siempre están dispuestos a orientarnos en la adquisición de los elementos esenciales a buen precio y de gran calidad.

 

Una vez concretados un espacio y herramientas, resta dar vida al lugar de trabajo. Para ello se ha de establecer los espacios de trabajo y organizar las herramientas. Una vez hecho esto, no queda más que poner manos a la obra y a trabajar en el próximo proyecto de bricolaje.

Herramientas indispensables en un taller de bricolaje

 

Ningún taller para hacer bricolaje estará completo sin una caja de herramientas debidamente equipada. A continuación las herramientas indispensables de todo buen manitas.

 

Destornilladores. Los destornilladores de uso más común dentro y fuera del bricolaje son el destornillador de estrella y el plano. Estos son muy útiles en una infinidad de tareas. Además, conviene disponer de varios y en diferentes tamaños.

 

Martillos. Su uso es necesario para clavar una larga lista de elementos. En algunas ocasiones podría sustituirse por un mazo. Sin embargo es el martillo la herramienta adecuada y la que brinda mayor comodidad, seguridad y acabado. Existen de diferentes materiales y para usos más concretos.

 

Alicates: Indiscutiblemente una de las herramientas más básicas que no puede faltar en una caja de herramientas de bricolaje. Se requiere un alicate universal y uno de corte. Se utiliza para cortar y pelar cables, sacar clavos, sujetar y moldear piezas. Es una pieza clave.

 

Taladro: se trata de un artefacto generalmente eléctrico empleado para hacer agujeros en distintas superficies. Junto al taladro es preciso disponer de distintos tipos de brocas cada una para los posibles tipo de superficie a perforar.

 

Metro: esta herramienta es la responsable de la precisión en cualquier proyecto, permite tomar las medidas necesarias antes de cortar, taladrar o martillear.

 

Llaves: disponibles en diferentes medidas, sirven principalmente para desenroscar o roscar tuercas muy apretadas. Lo ideal es contar por lo menos con un juego en la caja de herramientas.

 

¿Cómo mantener el taller de bricolaje en orden?

 

Para mantener el orden dentro del taller de bricolaje, conviene distribuirlo en distintos espacios. Cada una de estas secciones tendrá un fin diferente. Así, en primer lugar se debe designar el área de trabajo. Se trata del espacio central donde se dispone del banco de trabajo.

 

En segundo lugar está la zona de limpieza, en este espacio debe existir una toma de agua. Su utilidad es particularmente evidente cuando se realizan trabajos que implican grasas, pinturas u otras sustancias.

 

También es preciso delimitar un espacio para almacenar todos los productos, suministros y herramientas. Lo ideal es que esta rodee la zona de trabajo, de tal manera que el acceso a ellos resulte sencillo a lo largo del trabajo.

 

Finalmente, los expertos sugieren un área de desperdicios donde se vayan depositando los desechos y restos propios del trabajo que se realiza. Esta zona debe evacuarse al finalizar la jornada, en especial si se están manipulando materiales inflamables.