Escrito por

Cómo hacer un robot reciclado paso a paso – Juguetes reciclados

Si te gusta la idea de poder enseñar a tus hijos a tener juguetes hechos por ellos mismos, quizás una buena idea para tener juguetes caseros con materiales reciclados sea la de fabrica nuestro propio robot. Algo que podemos hacer de manera sencilla a partir de varios elementos que sean reciclables. Veámos a continuación, Cómo hacer un robot reciclado paso a paso – Juguetes reciclados.

Robot reciclado

Cómo hacer un robot reciclado

Podemos hacer robots con todo tipo de materiales, y aunque los más elaborados se realizan con cables y materiales electrónicos con el fin de poder conseguir que anden o se mueva por sí solos, lo cierto es que nosotros vamos a apostar por hacer un robot reciclado. Uno que esté elaborado a partir de elementos reciclados que podáis encontrar de manera fácil en casa, y que además podáis hacer con vuestros hijos.

Robot reciclado pasos

Lo cierto es que para hacer este robot reciclado no te harán falta muchos materiales, incluso podríamos hacer uno con solo cartón, pero vamos a ver primero cómo elaborar este que nos parece mucho más elaborado y divertido de realizar.

Materiales para el robot reciclado

Veamos qué materiales necesitáis para vuestro robot reciclado. Como digo, todo ello es fácil que lo encontréis por casa.

  • Lata de tomate
  • Cartulinas de colores o rollos de cocina
  • Limpiapipas
  • Unos botones grandes
  • Rotuladores
  • Vaso de plástico
  • Tijeras
  • Silicona líquida
  • Cinta adhesiva

Pasos para hacer el robot reciclado

Los pasos para hacer el robot reciclado que os queremos explicar son los más sencillos del mundo, pero os recomendamos que no os perdáis ni uno solo de ellos para que vuestro robot quede perfecto. Son los siguientes:

Comenzaremos cogiendo la lata de tomate y le quitamos la etiqueta por completo, además de lavarla bien de modo que no nos queden restos por dentro y tampoco restos de etiqueta por fuera.

Mientras dejamos que la lata se seque, vamos a hacer las piernas, para ello debes coger las cartulinas de colores (dos) y enrollarlas. Coges un poco de cinta adhesiva o cinta de doble cara, y la pegas en uno de los extremos de la cartulina para que sirva de base. La otra parte deberás meterla dentro de la lata y pegarla con silicona, de modo que la lata se sujete sobre esas piernas.

Otra opción es coger dos rollos de papel de cocina, pedirle a los niños que los pinten del color que más les guste, y a continuación, hacer lo mismo. Cubrir una base de cinta de doble cara a mod de base y la otra pegar con silicona dentro de la lata.

Ahora vamos a proceder con los brazos para nuestro robot. Cogemos otro trozo de cartulina (la longitud la eliges tú en función de cuanto quieras que sean de largos los brazos), y lo doblamos por un lado y el otro de modo que nos quede como una especie de acordeón.

El siguiente paso será pegar la cartulina-acordeón a cada extremo de la lata de modo que nos formen los brazos. Además, puedes añadir un pequeño trozo de limpiapipas en forma de “U”, para que sea la mano de tu robot.

Vamos ahora a la cabeza y la cara del robot, que es también muy sencillo de hacer. Tan solo debes coger el vaso de plástico y lo pegas del revés a la lata de tomate (si lo prefieres lo puedes pintar previamente), coge ahora los dos botones y los pegas en el vaso y añade si quieres un trozo de limpipipas que te servirá para hacer la boca. Para que tu robot sea más divertido y elaborado, puedes añadir a lo mencionado, un par de trozos de limpiapipas con una forma ligeramente enrollada a modo de antena.

¡Listo! Ya habrás hecho tu robot con materiales reciclados y seguramente habrás comprobado lo fácil que es de conseguir. Lo cierto es que este tipo de manualidades son sencillas, no cuestan apenas nada y lo mejor de todo es que podemos hacerlas con los peques de la casa. Una vez tengan su robot podrán pasar horas jugando con él y valorarán mucho más su juguete reciclado ya que habrán sido ellos quiénes lo han fabricado.

Por otro lado, no nos queremos despedir sin explicaros además y de forma rápida y sencilla de qué modo podéis hacer un robot reciclado paso a paso, solo con cartón.

Robot con cartón paso a paso

Robot reciclado carton

Para hacer este otro robot con materiales reciclados necesitarás:

loadInifniteAdd(44636);
  • Cartón, caja, pegamento, cuerda y tijeras.

Los pasos a seguir son los siguientes:

Antes que nada, toma un bolígrafo y papel y dibuja un boceto de lo que deseas para tu robot. Para una mayor precisión, marca también las medidas para saber exactamente cuánto material necesitas y cómo solucionarlo. Los elementos básicos para comenzar son una cabeza cuadrada, un busto rectangular vertical y extremidades que hacemos simples como cuatro cilindros.

Reúne todas las cajas que puedas y comienza con la cabeza. Para esta, tendrás que dibujar el perímetro de un dado abierto (está formado por seis cuadrados, cuatro en una fila y los otros dos insertados para formar una cruz latina en el primero). Corta todo y pégalo con pegamento. Mientras se seca la cabeza, es hora de pensar en el busto: se puede construir a partir de una caja que hayamos limpiado previamente para que tenga el tamaño deseado. Recuerda prestar especial atención a las proporciones para no dejar escapar piezas más grandes que otras.

Ahora puedes utilizar un poco de cuerda para emular las extremidades. Haz 2 agujeros en la base de la cabeza y 2 agujeros más en el cuerpo. Haz otro orificio para cada lado del cuerpo central donde uniremos los brazos y dos en la parte inferior donde insertaremos las patas. Pasa la cuerda de un brazo, sube por el tronco, hasta la cabeza y vuelva al lado opuesto, haciendo que el camino mismo camino a la inversa. Fija en correspondencia con los agujeros del tronco, inserta rollos de papel higiénico y cierra con dos tapas redondas fijadas con pegamento y perforadas. Pasae los extremos de la cuerda y ate. Inserta un segundo cordón en los orificios de las patas y cierra los cilindros como ya has hecho para los brazos. Para concluir, dibuja una cara sonriente con un rotulador .

¿Lo veis? siguiendo estos simples pasos, también podemos construir con nuestras propias manos, un robot de cartón, que complacerá a nuestros niños y también a todos sus amigos.